domingo, 27 de octubre de 2013

Soñemos juntos



El pasado viernes participamos en la VII Olimpiada Escolar una compleja e ilusionante acción que pretende establecer un espacio de convivencia entre los distintos centros del la zona Norte y evidenciar la presencia de la escuela en el barrio. Esta organizada por el Centro Municipal de Servicios Sociales Norte del Ayuntamiento de Granada. Han participado catorce centros y más de 500 niños y niñas. 

Queremos agradecer a los voluntarios que pusieron sus manos y su corazón en conseguir que esta actividad fuese un éxito. Antonio Madrid una vez más deposito su confianza en nosotros, lo cual es un gran privilegio.

La temática en la que en este curso se centró la Olimpiada Escolar es la fase del sueño de las Comunidades de Aprendizaje. Es un  proyecto de transformación de centros educativos dirigido a la superación del fracaso escolar, a la lucha contra el absentismo y a la eliminación de conflictos. 
La fase del sueño es el periodo del tiempo en el que cada cual desde su posición echa a volar la imaginación y va diseñando la escuela que le gustaría para sus hijas e hijos, esa escuela ideal en la que todos y todas ponemos nuestras ilusiones. 

Es un periodo de ensoñación, rico en propuestas, ideas, planes que posibilitan una nueva escuela.

Se organizaron dos itinerarios que recogieron a los centros participantes de dos sectores de la Zona Norte. Cada uno de esos recorridos finalizó en un espació de actividades participativas, el Polideportivo Parque Nueva Granada y el de Molino Nuevo. Una vez realizadas cada grupo se dirigió al Parque 28 de Febrero donde se juntaron todos los participantes. Allí se realizó una breve actuación así como la lectura del manifiesto elaborado por cada centro.

El Pasacalles contó con la colaboración de la compañía de teatro y circo “Tres perte” y por la “Batuca Yemanja”.  La Diputación de Granada colaboró regalando camisetas a los participantes.

En los espacios de juego  realizaremos una  propuesta de motivación dramática basada en el juego teatral, “teatro para soñar”. Con el teatro como punto de partida  estimulamos la creatividad y fomentaremos el gusto y la afición por soñar merced a la actividad dramática.

 

Además dinamizamos una ronda de actividades bajo el nombre de “Una maravillosa Torre de Babel” Construiremos una torre de sueños para alcanzar la escuela que queremos. Las diferentes lenguas, culturas y modos de pensar no crearán confusión, no serán la causa del derribe de este sueño; todo lo contrario, será el cemento que una los ladrillos (torre humana y paz en distintos idiomas, murales cooperativos, y una torre de briks con sueños).

Desde "lugar escarpado" al Barranco de San Juan.



Hemos realizado una ruta clásica por el valle del Genil, desde Güejar Sierra hasta la confluencia de este río con el San Juan. Partimos de Güejar, pueblo serrano de mil fuentes y calles empinadas (el nombre procede del nombre musulman  Qaryat Walyar que significa lugar escarpado). Bajamos hasta la Fabriquilla, cerca de la cola del pantano de Canales. Desde aquí seguimos la pista del antiguo tranvía. 

Pasamos por túneles, atravesamos puentes, nos refrescamos en saltos de agua y dejamos atrás el Río Maitena; el último tramo antes de llegar al Charcón lo hacemos por las primeras veredas del camino de la Estrella. Merendamos junto al Barranco de San Juan y retornamos.



Una planta llama nuestra atención: la cornicabra (Pistacia terebinthus). Nos fijamos en las agallas en forma de cabra provocadas por la puesta de una pequeña mosca sobre las hojas de este arbusto.



Este camino nos brinda la oportunidad de rodearnos de los colores y olores del otoño de nuestros valles y acercarnos a la historia del tranvía que hacía de funambulista por estos parajes. El popular y querido Tranvía de la Sierra (1925 – 1974) fue uno de los pioneros en lo que a ferrocarriles españoles de montaña se refiere. Destacó por su carácter eminentemente turístico; su finalidad fue mostrar al público en general las bellezas de Sierra Nevada. Todo ello a través de un medio de transporte colectivo que generaría riqueza, a raíz del creciente interés por las actividades de ocio relacionadas con la montaña, mediante la construcción complementaria de hoteles y albergues.


El impulsor de este importante proyecto fue Julio Quesada Cañaveral y Piédrola, duque de San Pedro de Galatino, conde de Benalúa y de las Villas y señor de Láchar, un hombre adelantado a su tiempo, polifacético en sus actividades y siempre inmerso en proyectos empresariales que buscaron el despegue económico de la provincia granadina. Sin embargo, la historia de este ferrocarril ha estado sujeta a una suerte de dificultades que terminaron por convertirlo en un proyecto incompleto que no llevaba a ningún sitio.
 

Y la receta nos la regala otra Loli, las gachas picantes.

 Mezclamos en un bol harina de maiz y de trigo, mitad y mitad. Ponemos el agua a hervir en un perol profundo y, cuando lo ha hecho, añadimos la sal. Luego echamos la harina. No lo removemos hasta que el agua vuelve a hervir; en ese momento comenzamos a darle vueltas. 

Con paciencia vamos removiendo hasta que se cueza la harina y quede una masa que se hace un rulo en la cuchara. Extendemos esta masa por la sartén y lo apartamos del fuego. Luego hacemos el caldo. En la sartén sofrío unos ajitos y dos pimiento de cornicabra, uno picante y otro no. Retiro los pimientos y echo al aceite un pimiento verde, cebolla y un tomate pelado. Lo saco todo y lo paso por la batidora. Lo devuelvo a la sartén y añado agua, unos pimientos asados y el machado de los pimientos de cornicabra con un ajo crudo y unos cominos. Damos un hervor. En el plato ponemos unas cucharadas de gachas y las regamos con el caldo.
 

miércoles, 23 de octubre de 2013

Cultivo de Pleurotus ostreatus

 












En la asignatura de Proyecto Integrado de 1º de Bachillerato del IES Jimenez de Quesada (Santa Fe) este curso también estamos aprendiendo a investigar, a aplicar el método científico. Jugamos, con criterio, a ser científicos.

Empezamos con el cultivo de setas de paca. Testamos cual es el sustrato más adecuado para obtener una buena productividad del hongo Pleurotus ostreatus. La seta de este hongo tiene el pie desplazado ("pleurotus") y el sombrerillo similar a una ostra ("ostreatus"). Es una seta comestible muy popular que se cría, no en bandejutas, sino en pacas de paja.

La experiencia se basa en inocular 200 gramos (peso fresco) de la hifa de este hongo en 500 gramos (peso fresco) de paja en tres condiciones (cocida, en remojo 5 días y lavada). Además probamos dos aditivos, salvado de trigo (100 gr peso seco)  y patata cocida (200 gramos peso fresco), como mejoradores del sustrato. Hacemos dos repeticiones de cada tratamiento (n=2)
 

Las pacas se montan picando la paja, mezclando la hifa y el aditivo (si procede) y metiendo todo el sustrato bien compacto en una bolsa de plástico negro que etiquetamos y agujereamos. Iremos viendo los tiempos a los que se producen las setas y la productividad de cada paca.  

Además realizamos unas esporadas con champiñones con el objeto de intentar ver posteriormente las esporas al microscopio.

Churriana de la Vega: mi pueblo.

Hoy estuvimos buscando la sorpresa en los rincones cotidianos de Churriana de la Vega. 

”Mi pueblo, un trocito de planeta”, como se denomina esta actividad, se diseña en respuesta al interés de centrar algún itinerario en el medio ambiente urbano. 

Bajo una concepción global, es evidente que nuestra casa, nuestra calle, nuestro barrio, nuestro pueblo forma parte del medio ambiente, de ese conjunto de cosas, condiciones e influencias  que nos rodean. Si una ciudad o un pueblo funciona mal (come muchos recursos, produce grandes cantidades de residuos, olvida su cultura y es un foco de problemas para su entorno) no solo sus vecinos son los afectados. Los pueblos saludables son el inicio de un planeta saludable.
  
Si ignoramos nuestro medio ambiente local, si no nos identificamos con nuestra tradición cultural, no podremos defenderlo ni conservarlo. Este tipo de iniciativas son especialmente importantes en comarcas como la Vega de Granada, cuyos pueblos sufren una acelerada pérdida de identidad cultural al verse engullidos por un área metropolitana en expansión.
 


A través de esta actividad se desean promover hábitos responsables en los niños y niñas en relación con el cuidado y respeto de su entorno más inmediato.

domingo, 20 de octubre de 2013

Ruta al Torreón de Deifontes



Esta ruta nos conduce, desde Cogollos Vega, "pueblo en cima" (1011 m altitud) a Deifontes, "fuentes de Dios" (700 m) pasando, en la frontera entre los municipios,  por la atalaya.


La torre o atalaya de Deifontes es de planta circular y forma cilíndrica, es de obra de mampostería, con grandes bloques de piedra intercalados. Se aprecian los huecos (mechinales) del encofrado y, en su cara sur, en la parte alta, presenta una ventana-puerta cuyo umbral y jambas están construidos en piedra labrada. Sirvió de torre vigía en la época nazarí y también fue utilizada durante la Guerra Civil. Está a 1.160 m de altitud sobre el nivel del mar y tiene unas magníficas vistas panorámicas sobre la Vega de Granada, Sierra Arana, el pantano de Cubillas y Sierra Elvira.

Para llegar hasta el mirador partimos del instituto de Cogollos Vega. Durante el primer kilómetro caminamos por una carretera muy poco transitada, desviándonos rápidamente por un carril de tierra que sale a la izquierda. Bajamos hasta atravésar el Rio Blanco; tras una pequeña subida nos encontramos con una pista que nos conduce hasta un cruce: a la derecha el sendero hacia la Cueva del Agua y hacia delante El Sotillo, camino que seguimos rodeados siempre de olivos. 

Dejamos el Barranco de Cardenas a la izquierda y llegamos a un desvío, de nuevo a la izquierda, que nos conduce en subida moderada hasta el torreón. Allí merendaremos disfrutando de las vistas y la buena compañía.

Tomamos la misma pista hacia Deifontes, pero nos desviamos por una senda más estrecha que baja al arroyo del Colmenar. Pasamos por una fuente, construida en 1937, que nos recuerda el pasado bélico de estos parajes. En la Guerra Civil española el término de Cogollos Vega sirvió de frontera entre la zona nacionalista situada al sur y la zona republicana al norte. La sierra de Cogollos y la zona del Peñón de la Mata fue escenario de alguno de los combates más significativos de la provincia de Granada, estableciéndose como uno de los focos de resistencia republicana.

Por el Barranco de los Corrales, entre olivos y enebros de miera, llegamos a  una pequeña carretera a unos tres km de Deifontes. La bajada es pronunciada, poniendo a prueba nuestras rodillas.


La receta de este sendero nos la regala Loli: Arroz caldoso de conejo.


Partimos el conejo y lo doramos bien en aceite de oliva donde hemos puesto tres dientes de ajo. Sacamos los ajos y los ponemos en el mortero. Luego añadimos al conejo una cebolla y un pimiento verde picaditos. Cuando está todo pochado metemos un tomate rallado sin piel. En el mortero, junto con lo ajos, ponemos las asaduras del conejo, unos granitos de pimienta, unas hebras de azafrán y perejil. Lo machamos bien y lo añadimos a la olla con el conejo. Lo cubrimos bien con agua, ponemos tomillo y lo cocemos.  Cuando el conejo está tierno, echamos el arroz y unos pimientos asados. Vamos añadiendo agua  hasta que el arroz esté en su punto. Debe tener caldo como para llevárselo a la boca con cuchara.

Enclave de Sol


Este sábado hemos echado a andar con las familias del AMPA La Nieve del CEIP Sierra Nevada. A lo largo del año iremos realizando una salida al mes en distintos espacios naturales próximos a Granada. Es una preciosa iniciativa que propicia el ocio compartido y la convivencia entre las familias de la escuela. Además, fomentamos el deporte en la naturaleza, un hábito saludable muy recomendable, al tiempo que conocemos los maravillosos parajes que tenemos al alcance de nuestras manos y pies. 

Iniciamos esta actividad denominada "Enclave de Sol" buscando los primeros colores otoñales en la Sierra de Huetor, concretamente subiendo al Cerro del Maullo.

Gracias al AMPA La Nieve por animarse a caminar.

sábado, 12 de octubre de 2013

Jugar, bailar, vivir ...

Hacer cosas que te gustan puede abrirte puertas.

Si tu vida no te permite cada día jugar, bailar, vivir ... cambia de vida.

Cuando pensamos en las actividades extraescolares de nuestros niños y niñas no deberíamos hipotecarlos con nuestras filias y fobias.



domingo, 6 de octubre de 2013

Ciempiés en el Ecomercado de Granada.

En el Ecomercado de Granada, donde agricultures ecológicos y consumidores se encuentran el primer sábado de cada mes, Ciempies ha realizado unos talleres, mejor dicho, unos ecotalleres. Allí también esta muy presente el Vergel de la Vega, asociación de distribución de productos ecológicos locales del que formamos parte.

El objeto de esta actividad es establecer un espacio participativo en el que, de un modo lúdico y propiciando el ocio compartido, se traten  centros de interés que tienen que ver con el espíritu de este Ecomerado.

De este modo, complementamos sus propósitos: propiciar el contacto directo entre productores y consumidores, promocionar los productos ecológicos, artesanales y procedentes del consumo responsable.  Los talleres amplían los objetivos ocio-educativos de este lugar de encuentro.  


  
En esta ocasión se trabajó la reutilización y reciclaje en la cocina y se elaboraron dos recetas de temporada sencillas y saludables, de modo que potenciemos la cocina donde los niños y niñas son cocineros y comensales. Realizamos mini-sandwich de pepino y tomates cherrys rellenos.

De vuelta al Campo del Principe

Este sábado hemos realizado unos talleres de reutilización en el Campo del Principe financiados por Inagra, en el contexto de la Semana Cultural del Realejo.

La actividad  pretende fomentar usos responsables en relación con las basuras que generamos al tiempo que potenciamos la creatividad. El aspecto que abordaron los talleres “Dale ritmo a la basura” fue la realización de instrumentos musicales con envases y otros objetos recuperados del cubo de la basura.



Las pergolas las convertimos en un taller de luthhiers, fabricando tres instrumentos musicales: tirutas de carnaval, maracas con un envase de actimel y sonajeros con tubo corrugado.

 ..........?



jueves, 3 de octubre de 2013

Caminando en la misma dirección

A lo largo del curso Ciempiés trabaja con los centros escolares del Distrito Norte en el contexto del programa de prevención del absentismo.

Una de esas escuelas es el Parque Nueva Granada que a finales del curso pasado realizó un proyecto que finalizó con la grabación de un lip-dup de una canción por ellos compuesta. Fue una apuesta de este grupo de profesor@s por una enseñanza de calidad, por el buen hacer del trabajo en equipo y del todos a una.

Un ejemplo a seguir.



25 pueblos de amarillo




Albolote, Castillejar, Guejar Sierra, Pulianas, Moclín, Cullar Baza, Guadix, Motril, Fuentevaqueros, Alhendín, Jun, Otura, Churriana de la Vega, Alhama de Granada, Quentar, Ogijares, Baza, Las Gabias, Padul, Armilla, Santa Fe, Cijuela, Moclín, Cullar Vega y Monachil.


Estas son los veinticinco pueblos de la provincia que Plastichín se ha recorrido durante los meses de agosto y septiembre. Hizo suyas plazas y parques. Hasta la banda de música de Alhama tocó en su honor. Siempre bien acompañado por cuatro monitores de Ciempiés dispuestos a divertir y educar a los niños y niñas con la gymkhana del reciclaje “Plastichín Planet”.

 Juegos y talleres al servicio del fomento de los hábitos responsables en relación con la recogida selectiva de los residuos domiciliarios. 

1.700 kilómetros recorridos en los que los monitores no perdieron ni pizca de fuerza. Como muestra la imagen de Jonathan arrastrando a Elena dentro de la furgoneta al tirar del “gordo”



miércoles, 2 de octubre de 2013

Doscientos pies


Ayer, un día después del dedicado en el calendario a las personas mayores, iniciamos la temporada de senderismo del Club Buenos Aires. Cerca de doscientos pies dispuestos a buscar salud para su cuerpo y mente haciendo camino al andar.

Después de la bienvenida en el Centro de Día, a calentar motores por los caminos de la Vega.

Este curso desearía que nos contagiásemos del vitalismo de nuestro amigo Valentín; un hombre de sonrisa fácil y de piernas largas que daba pasitos cortos para no dejar atrás a nadie, un hombre grande que caminaba un poco encorvado como intentando no estar jamás por encima de ningún compañero.