domingo, 27 de junio de 2010

Manos.



Manos: parte del cuerpo humano unida a la extremidad del antebrazo y que comprende desde la muñeca inclusive hasta la punta de los dedos.

Pobre definición para tanta magia, pobre definición para tanto potencial creativo, pobre definición para tal cúmulo de acciones coordinadas. ¿Os habeis detenido a contemplar vuestras manos cuando hacen cualquier cosa? ¡Eso si es trabajo en equipo!

Aunque no todas las manos se mueven como las de mi hijo Juan.

sábado, 26 de junio de 2010

Roscos.



En Ciempiés quien no se come un rosco es por que no quiere.

Observese que pinta tan deliciosa tienen estos dulces que nos bajo a la oficina Virginia quien, por cierto, se apuntó hace más de cuarenta años al padre de los blogs actuales: su cuaderno de notas. Sin interrupción refleja en el papel, meticulosamente y con trazo decidido, todos aquellos acontecimientos relacionados con el Cortijo del Pino. ¿Qué anotaría el día en que las patas del ciempies decidieron montar su cuartel general en el establo?.

sábado, 19 de junio de 2010

Saramago.

Ciempiés tomo prestado uno de sus cuentos.

Con la sensación de habernos quedado sin autor, entre nuestras huellas, hacemos este humilde homenaje a quien un día dijo: "He intentado no hacer nada en la vida que avergonzara al niño que fui"



"La historia ha acabado, no habrá nada más que contar"

Caín

miércoles, 16 de junio de 2010

Un, dos, tres,...¡arriba!



El pasado martes nos despedimos de las actividades en la escuela de Pinos Puente con nuestra participación en la Feria del Juego. La tangana, los chancos, el pelele y Sandra animando a los niños y las niñas a soplar una y otra vez como si fuera un control de alcoholemia.

Y nos despedimos, por causas ajenas a nuestro trabajo, tal vez por mucho tiempo. En fin, un, dos, tres, ...¡arriba! (y que cada uno imagine quien es el muñeco que mantea).

Bocadillo de jamón de Trevelez




Hoy hemos estado trabajando en el C.P. Nuestra Señora de las Nieves de Trevelez. Tras un montón de curvas (que se hicieron soportables gracias a la buena conversación de Jonathan) y unas calles tan estrechas que la Kangoo tuvo que meter tripa, llegamos a esta pequeña y acogedora escuela. El menú: unas charlitas, una fábula, papel reciclado, monederos con cartones de leche, y boliches y flores con vasos y cubiertos de un solo uso.

Y de postre nos obsequiaron con unos buenos bocadillos de jamón de Trevelez a los que les incamos el diente a su salud.

Observar como se concentra Jonathan para dar el corte perfecto.

La línea de arena.


Rober ha escrito un cuento que me gustaría compartir con vosotros (con el permiso del autor, por supuesto). Se lo ha dedicado a las niñas de unas amigas y a su entender esconde la siguiente moraleja: el miedo oculta grandes maravillas y con la ayda de un amigo es mas fácil descubrirlas

La línea de arena

"Hace mucho tiempo, en lo más profundo de una cueva que se encontraba en lo más alto de una montaña, vivía una niña llamada África, una niña que a todo temía. Temía a los rayos del sol ya que con su calor podrían quemarla, temía a la noche ya que ¿quién sabe cuantos peligros se esconden en la oscuridad?, temía a los animales, a las plantas y hasta a el aire que acariciaba su cara.
Un día, mientras África andaba temerosa por el bosque, un mago que la vio temblar se acercó a ella y tras varios minutos intentando convencerla de que no tenia que temer, le ofreció una bolsa llena de arena:

- La arena que esta bolsa contiene posee un gran poder - le dijo - Cuando sientas miedo dibuja una línea en el suelo ante lo que te haga temer y así no correrás peligro.

África, temerosa de todo lo existente, vio de pronto resuelto su problema, de manera que busco una cueva y dibujó una línea en la entrada.

- Aquí no tendré nada a que temer- pensó llena de tranquilidad.

Pasó el tiempo y allí estuvo África encerrada en su cueva contemplando, con la tranquilidad que la arena mágica le proporcionaba, todo aquello que le daba miedo. Observaba la lluvia caer, los pájaros pasar, el sol secando las hojas de los árboles que caían al suelo,… y pensaba en lo tranquila que se sentía.

Un día mientras miraba a dos pájaros juguetear entre los árboles una niña de cabellos rubios apareció corriendo entre la maleza:
- ¡Oh no! ¡Esa niña no tiene la arena mágica que te protege de todo!- pensó África exaltada.- ¡Debe estar pasando un miedo terrible! Con esos pájaros y el sol que calienta y las hojas que caen!¡Debo ayudarla!

De manera que África grito y salto desde su cueva para llamar la atención de la niña en peligro. Pero la pequeña no la escuchaba. De manera que África se armo de valor, apretó sus puños y salió corriendo saltando por encima de la arena mágica con la intención de salvar a la niña indefensa. Cuando llego hasta ella, agarró su mano con fuerza e intento llevarla de nuevo hasta su segura cueva. La niña, sorprendida ante la aparición de África, paro su carrera:
- ¡Espera! ¿Porqué corres con tanto miedo hacia esa cueva? - preguntó la nueva amiga
- ¿Acaso no ves todos los peligros que acechan por aquí? ¡ Mira esos pájaros, podrían atacarte y picarte con sus largos picos! - dijo África sorprendida.
- Sólo son dos pájaros que juegan, son amigos, es algo bonito. - contesto la niña.
- ¿Amigos?¿qué es eso? - pregunto África.
- ¿Tu no tienes amigos? - se extraño nuestra amiga.
- No se lo que es eso, pero seguro que es peligroso- dijo África con poco interés.
- Debes tener una amiga para aprender lo que es eso, así que yo lo seré, me llamo Julia - se presentó mientras le tendía la mano.

África que no entendía muy bien lo que esta pasando, se dejó llevar por un momento y le cogió la mano: Yo, África – le contestó.

Y fue entonces cuando por primera vez, África se sintió segura sin la ayuda de la arena mágica. África le contaba sus miedos y Julia con una sonrisa le explicaba todo lo bueno que tras esos miedos se escondía; le explico como el sol puede calentarte un día de frío, como la lluvia regaba las plantas que les regalaban los más exquisitos frutos o como los animales también podían convertirse en grandes amigos.

Juntas siguieron aprendiendo y disfrutando de todos los placeres que durante tanto tiempo se escondieron tras una línea de arena."

Roberto.

sábado, 12 de junio de 2010

Lección de optimismo.


Los niños te enseñan grandes lecciones; la única condición es saber percibir el modo en el que, en ocasiones, se enfrentan a los acontecimientos.

Una caída tonta desde un cochecito de esos que se mueven a cambio de una moneda (por cierto, pocos padres hacemos el trueque), terminó en urgencias. Al rato Marina salía con el brazo derecho escayolado pero con el ánimo intacto. Ni un gesto de fastidio, más bien todo lo contrario. Su corazón no se enturbiaba por la incomodidad, por las posibles molestias, la hidrofobia de la escayola o la limitación de sus juegos. Tiró del hilo adecuado e imaginó atenciones adicionales, miradas de sorpresa y admiración por parte de sus compañeros de clase, la sensación de ser un poco protagonista de las historias cotidianas, una pausa como pianista y escritora,... Y de este modo siguió contagiando su sonrisa al universo que la rodea.

Ojalá todos pudiesemos hacer lo mismo para superar los problemas que nos escayolan el alma.

El mundo es redondo y ...



El orto día Oscar me dejó Planeta, un libro del humorista argentino Martín Flavelis. Comparto con vosotros dos viñetas que me sirven para presentar un video con el que me crucé en internet: una guía práctica en italiano de como educar bien a nuestros hijos e hijas.

Y recordar: "el mundo es redondo y quien no mantiene el equilibrio, cae".

Curtiendo el carácter.

Cuando la apacible Sulayr se transforma en Yabal al-Taly (Monte de la Nieve)y frunce el entrecejo, da igual que sea 9 de Junio (por cierto el cumple de mi hermano Juan). El frío y la ventisca, el paisaje que es devorado de modo recurrente por la niebla, el manto de nieve que adquiere una apariencia fantasmagórica, ... la sierra nos invita sin sutilezas a dar la vuelta.

Los valientes chicos y chicas del C.P.Reyes Católicos hasta aquí han llegado. Y a su regreso,con los pies húmedos y el aullido del viento en el corazón, presumirán de la azaña. Experiencias que forjan el carácter.

domingo, 6 de junio de 2010

Rompiendo aguas en Yabal Sulayr





El privilegio vivir a la vera de esta montaña. El cielo se convierte en nieve;

la nieve en piedra que se abre en lascas rompiendo aguas. Y bajo el hechizo de Yabal, la chorrera fluye impetuosa transformandose en vida.


Estos instantes se los dedicamos a Noe, una roca que en pocos meses también rompera aguas y un niño tendrá el privilegio de vivir a su vera. ¡Qué curvas!

viernes, 4 de junio de 2010

En Caniles contando.





En este pueblecito de Granada estuvimos en Mayo con el Circuito de Dinamización Lectora. Nos recibieron en el C.P. Juan XXIII con gran amabilidad y hoy nos mandan unas fotos.

Hacía mucho que no trabajaba con la ya veterana Zoraida y fue muy agradable.

La magia de nuestro trabajo.



El pasado Martes, niños y niñas de Colomera compartieron un rato con nosotros en el Parque García Lorca. El tema tenía un puntillo por que si nos aventurábamos al instante pasado en el que ciempies era solo uno hipótesis, nos veríais en el cole de este pueblo haciendo nuestros primeros talleres. Y ahora, doce años después, hemos disfrutado con ellos realizando una actividad sobre la importancia de las zonas verdes. Los niños y las niñas se portaron de dulce y las maestras se lanzaron por el tobogán de la ilusión y la sorpresa (y también por el de los columpios).

La guinda la puso un niño de cinco años que, al irse a montar al autobús, dejo la fila y se me acercó con un regalo en la mano: un precioso colgante. Para ti que nos lo hemos pasado muy bien - me dijo. Y luego, con voz de aprendiz de brujo, me susurró: ¡Solo lo puedes tocar tu o perderá la magia!
Esta es la magia de nuestro trabajo, que se cuela entre las entrañas y nos pellizca el corazón.
!El colgante es chulo! ¿verdad?