domingo, 27 de diciembre de 2009

Maestro con mayúscula



Hay Maestros (con mayúscula) que dignifican la profesión con su labor ejemplar. El tutor de mi hijo Juan, que se jubila tras este curso escolar, nos ha regalado para iniciar el año unas reflexiones que desearía compartir con todas las patas de Ciempiés, de modo que formasen parte de nuestro atillo de propósitos.

Poner en revisión nuestros procedimientos como educadores, es una buena táctica para iniciar un nuevo año. Estamos obligados a lograr que nuestros hijos se formen para conseguir adultos que sean felices y transmitan su felicidad a los demás. Educar siempre ha sido difícil.
En la actualidad, llama la atención el “Defensor del Menor” a padres y educadores sobre el gravísimo peligro social que representa la ausencia de establecimiento de límites y valores sociales en nuestros niños, adolescentes y jóvenes. Esto desgraciadamente se observa en las aulas y tenemos el deber ineludible de intentar corregirlo.
Debemos transmitir que el esfuerzo ha de ser una constante en nuestra vida por que nos fortalece; que el amor y el cariño por los demás se asienta en la renuncia personal de algo que nos gusta y satisface; que el otro tiene tanto derecho como uno mismo a ser considerado y respetado; que lo que hay fuera de los límites de nuestro piso es tan sagrado como lo que tenemos en nuestro cuarto; que la libertad consiste en elegir lo bueno para uno mismo y para los demás; que la justicia y la solidaridad se consigue aunando voluntades; que el que ejerce la violencia se degrada como ser humano; que es mejor ser exigentes en el cumplimiento de nuestro deber que después lamentar las desgracias; que el mayor reconocimiento es el que personalmente tiene uno cuando hace las cosas bien; que hay que obrar correctamente sin esperar recompensas ni premios… El sentido común nos dice que estos valores se aprenden en los hogares; en la escuela y en la calle se practican.


Haciendonos eco de las palabras de Don Salvador, queremos rendirle homenaje, esperando que el hueco que deja en la escuela sea ocupado por una persona tan coherente, capacitada y vocacional como él.

Feliz Navidad


Desde Juveandalus, Ciempiés os desea una muy feliz Navidad y que las sonrisas y buenos propositos de los que andamos sobrados en estas fechas nos duren todo el año.

Como dejamos conatancia con esta indiscreta foto, trabajar en esta empresa es tremendamente estresante.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Seduciendo al otoño


Mañana llega el invierno y el otoño ya no es más que un recuerdo. El ciempiés, bicho edafico con tendencia a jugar al escondite, simpatiza con esta estación; en este periodo, al tiempo que el suelo organiza las hojas caidas con las que nutre su ciclo anual, nosotros recorremos a lápiz las hojas de la agenda trazando el que será nuestro plan anual.

El ciempiés, que tiene tanta pata dispuesta a caminar, está sedicido por el otoño, la estación de los desplazamientos: el bosque viaja, las aves migran y todo se apresura ante la quietud del frio invierno. "Duendes y setas", "El Viento Tarambana", "El espantapájaros que quería volar" , "Corro de brujas", o "La sombra de Jack" son algunos de nuestros recursos para esta estación, a la que decimos adiós con la foto de una seducción: se dejaría engañar el duende por los encantos de la cuentista...

domingo, 13 de diciembre de 2009

Cerditos en Navidad

Se acerca la Navidad y Ciempies se pone las pilas para preparar con ilusión las ludotecas y, como no, Juveandalus, esta vez dentro de la Campaña "Recicla en Equipo" de la Diputación de Granada.
En las escuelas navideñas, bajo el nombre Navidad verde Navidad, realizaremos cuentos, talleres y juegos que promuevan unas fiestas más ecológicas. Es hora de dejar el arbolito en el monte, de recuperar al Papa Noel de verde y a los Reyes portadores de la magia propia de encuentros, cariños y alegrías y no de un compulsivo comprar y tirar.

Y en Juveandalus, donde ya atesoramos doce ferias consecutivas, los talleres que dinamizaremos nos invitarán a crear arte a partir de la basura.

Asi pues, no seamos cerditos en nombre de la Navidad; hagamos un regate al consumo alocado y echemosle creatividad a todos los asuntos de estas fiestas: los adornos, los regalos y también ... la cocina.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Ilusionismo

Quien tiene o pretende una empresa (que precise ingenio) y la guarda más cerca del corazón que del bolsillo, muchas de sus experiencias cotidianas revierten en la creatividad al servicio de la misma. Esta realidad algunos lo llamán obsesión y otros lo imaginamos como ilusión.
Y precisamente dedicamos esta entrada del blog a la ilusión imprescindible en el día a día de nuestro trabajo. Y más aun, a esta palabra que, yendo más alla del buen estado de animo o de la viva complacencia en una tarea, captura un ismo y se convierte en ilusionismo. El arte de crear fenómenos que parecen contradecir a nuestro entendimiento racional.

Que gran satisfacción causa despertar la sonrisa y el gesto que acompaña a la sorpresa. Y que placer convertirse en un espectador entregado al ilusionista. Gracias a la compañía Abbozzi (Festival Hocus Pocus), por esa magia que nos transforma en personas más ilusas, más propensas a dejarnos seducir por un sueño.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Improvisación

Improvisar: hacer algo de pronto, sin estudio ni preparación.

La improvisación es una capacidad muy útil y valorada en nuestro trabajo. Te permite adaptarte al entorno, dar originalidad al día a día, disipar monotonías personalizando tu labor, capturar un instante, un gesto, un comentario y virarlo a tu favor.
Pero el diccionario es injusto con el término, al menos con la acepción que aquí admiramos. la improvisación que precisamos los educadores colorea el esfuerzo previo, la reflexión y el talento adquirido con la experiencia.

Esta idea surgió escuchando la batería de Ignacio Berroa en el Festival Internacional de Jazz de Granada. Improvisación: hacer algo de pronto, gracias al estudio y la preparación.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Como cambia el cuento

Como cambia el cuento. La aventura que esta ratita vive, sin alejarse un metro del umbral de su puerta, con la escoba en una mano y horizontes de boda en la otra, siempre me pareció un poco corta. En la versión de mi infancia era engatusada (esta expresión viene al pelo) y casi devorada por su esposo gatuno, uno de los muchos bigotes que por ahi anda rondando; solo la oportuna intervención de sus otros pretendientes la salvaban de sus zarpas. Un papelón propio del destino al que Dios, que nunca podría presidir una comisión por la igualdad, condeno a todas las evas.

Pero esta otra versión soy capaz de verla con nuevos ojos. La rata no renuncia a su feminidad, adornando su cola con un lazo, pero decide cuando y con quien pasar sus noches. Mis simpatías hacia ese ratón que renuncia a ruidos y propone sueños.

Intentemos entre todos que cambie el cuento.


sábado, 17 de octubre de 2009

En bici

Hay momentos muy especiales en el aprendizaje, esos instantes en los que de repente adquieres una capacidad que se presumía imposible: dar los primeros pasos, entender los entresijos de la lectura, nadar o montar en bici. Y dichas conquistas requieren esfuerzo, curiosidad y atrevimiento. Estas aptitudes, del mismo modo que ocurre con las ideas previas, con los conceptos que interiorizamos en las primeras fases del descubrimieto y comprensión de lo que nos rodea, deben alcanzarse sin prisas y con rigurosidad. De otro modo, podemos arrastrar falsedades, miedos o incapacidades de por vida. Los atajos que empleamos para enseñar determinados asuntos, la simplicidad que nos lleva a explicaciones erroneas con voces ñoñas, hace que el camino sea más largo y tortuoso. Enhorabuena Marina, eres una campeona.

Plastichin guardaespaldas


Hace un par de fines de semanas, colaboramos con el espacio Recicla en Equipo ubicado en la Feria de Muestras de Granada. Plastichín, haciendo honor a su origen oriental, guarda las espaldas de Tere mientras se dedica a sus talleres de reutilización. Admirar al contenedor amarillo, siempre dispuesto a poner en practica sus artes marciales, demostrando su gran plasticidad y sus músculos de metal.

viernes, 2 de octubre de 2009

Ciempiés familiar



Una nueva pata nació el 13 de mayo: Leyre. Esa nueva pata se ha incorporado a nuestras vidas y a las de nuestros compañeros de una manera muy intensa. La oficina ha dejado de serlo para convertirse en una guardería - oficina. Quizás podríamos exportar la idea.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Marcha en Equipo



Tras la campaña "Contigo Marcha" protagonizada por los veteranos Cartunez, Plastichín y Vidriolo, la Diputación de Granada a través de RESUR, renueva su empeño hacia hábitos responsables relativos a las consabidas tres erres: Reducir, Recuperar y Reciclar. Esta vez, el lema es "Recicla en Equipo" y hay tres personajes nuevos Edu, Aceitina y Recíclope.

Ciempiés colabora en el desarrollo de estas actividades, feRRRias llenas de erres donde el juego y los talleres son "el que" y el esfuerzo en grupo "el como". La buena disposición para el trabajo coordinado en grupo es uno de los mejores activos de esta empresa.
De nuevo Marcha en Equipo.
De nuevo el ciempiés agradece a las patas.

martes, 15 de septiembre de 2009

El elefante encadenado


A la hora de ofrecer nuestras actividades a los colegios, es propio de cuentistas educados como nosotros, el ceder el paso a un buen cuento que nos ayude a presentarnos. Este año hemos elegido “El Elefante encadenado” de Jorge Bucay para destacar la importancia de potenciar la autoestima de los más pequeños y la confianza en sus posibilidades. Los educadores debemos romper las cadenas impuestas por el no puedo, no he podido y nunca podré hacerlo. Es nuestra vocación acabar con el “NO”, demoledor para las ganas de descubrir y experimentar el mundo que nos rodea y que merma cualquier afán de superación. Cada vez que escuchemos que un niño, sin esfuerzo previo ninguno, dice “no se puede”, pensemos en el pobre elefante y en su gran potencial desperdiciado.

viernes, 7 de agosto de 2009

Lo importante son risas.

La infraestructura, la programación, los tiempos, la metodología, todo son patrañas si no van acompañadas de sonrisas de ida y vuelta. Este chiste, además, habla de interculturalidad y de la idiosincrasia local. Ja, ja, ja!!!!

Juegos de palmas.

Se propaga como la mecha de un ciquitraque. Explota un petardo y la traca ya no hay quien la detenga. Algo así ocurre cuando dos niños se ponen frente a frente y hacen chocar las palmas de las manos al ritmo de una cancioncilla. Tenemos debilidad por este tipo de juegos infantiles que forman parte del acervo cultural, de las tradiciones orales que se transmiten generación tras generación. Otras virtudes: desarrollo psicomotriz, ritmo, cooperación y el avance hacia objetivos propios de la coeducación.

Aprender haciendo; haciendo aprender.




Manos a la obra. Los talleres nos ponen en acción y nos permiten enfocar centros de interés de un modo práctico y participativo. No nos podemos limitar a realizar una actividad plástica, sino que debemos de dotarla de contenido. En ellos tenemos que equilibrar las pautas dirigidas con la creatividad individual, lo cual no es sencillo. Deben realizarse en un tiempo corto con un resultado aceptable (si no responde a las expectativas de su creador o del padre o madre de este, terminará en el cubo de basura en breve). Además, se deben adaptar a las capacidades e intereses de los distintos tramos de edad. Los materiales de partida serán asequibles, de sencilla manipulación, no implicarán riesgo alguno y, a ser posible, parte de ellos serán objetos cotidianos reutilizados.
Asi pues, diseñar bien una taller tiene mucha más faena de lo que parece.

Juegos para crecer





El juego es una herramienta imprescindible para todos los que trabajamos en educación y ocio. En las escuelas nos ha servido para divertirnos (lo cual ya es mucho) al tiempo que damos pellizcos a distintos aspectos de la educación en valores. Juegos cooperativos, tradicionales, la olimpiada más limpia, juegos para dar la vuelta al mundo, juegos para discapacitados muy capacitados, la ronda Ni más ni menos sobre tareas domésticas, juegos en pie de paz y un largo etcétera.

Viva la diferencia.






En todas las escuelas de verano se ha trabajado, a través del juego y los talleres, el encuentro entre diferentes. Las ideas: “las diferencias nos enriquecen”, “todos tenemos las mismas obligaciones y los mismos derechos”, “la convivencia se basa en la solidaridad y en la tolerancia entre diferentes” se han trabajado en tres frentes: la discapacidad, la interculturalidad y la coeducación

Con las manos en la masa.





Galletas, polos, gazpacho, tartas de chocolate, yogures, quesos, limonada, batidos, tapas y tortitas. ¡Oído cocina! Con estos minichefs aprendemos la higiene en la manipulación de alimentos, su procedencia, la mezcla de ingredientes en su justa medida, la elaboración creativa de una receta, los sabores, el etiquetado, la dieta equilibrada, la conveniencia de lo elaborado en casa frente a los productos precocinados, … Y es que como decía el Gran Cousteau, “Todo el mundo puede cocinar”. Estos asuntos forman parte de la educación para la salud y de un sabroso pasito hacia nuestra autonomía.

La rebelión de las verduras.




Estando en la Vega, la huerta debe ser protagonista de mil sensaciones. El sol, la tierra, el murmullo de la acequia y el esfuerzo en las manos. El olor de la tomatera, de las coles recién cortadas y del casual roce de la albahaca. La aspereza de la hoja del calabacín, el brillo de la berenjena suspendida en la mata y los colores y formas de las impresionantes flores de las distintas variedades de calabaza. Girasoles y giralunas.
Y en un rincón, los asuntos del paciente espantapájaros: el compost, el humus de lombriz, las prisas son malas consejeras, el insecticida natural de ajo, cola de rata y tabaco, el purín de ortiga, escucha lo que te rodea y el saludable gazpacho.

Pelo, pico y no meter la pata.





En el corral y en el laboratorio de la bruja viven animales que vamos a conocer y a cuidar. No solo pelos y plumas, también pieles escamosas y viscosas que tocamos perdiendo miedos y ganando respetos. Y ante la mirada atenta de una bruja, que no resulta ser tal, si no una sabia conocedora de los usos tradicionales, desechamos falsas creencias y escrúpulos muy dañinos.
Y con proximidad entendemos que los animales no son juguetes, que las mascotas no solo precisan afecto, sino sobre todo responsabilidad.

Escuchar palabras sencillas y explicadas.





Donde el castigo no existe y por lo tanto no puede ser utilizado como moneda de cambio, hablar claro y sentirse escuchado es el método.
En la asamblea nos organizamos, resolvemos y planteamos, abrimos el buzón de sugerencias y leemos las aportaciones de las familias escritas en la libreta viajera. Con actividades sencillas despertamos la curiosidad hacia el tema del día.
Además, es el momento de escuchar con los ojos y de hablar con las manos; aprendemos lenguaje de signos.

Cien pies en tu verano.


Sal por pies del aburrimiento, diviértete, haz amigos y aprende junto a nosotros. Este verano pisa fuerte y deja tu huella. Estamos en pie de paz.

Este texto ha encabezado los folletos de las distintas escuelas de verano que Ciempiés está realizando en estos meses estivales. Además de conciliar la vida familiar y la “vida” laboral, pretendemos construir entre todos una experiencia ocio-educativa que, guiada por los afectos, el esfuerzo y el buen hacer, termine atesorándose en la memoria de los niños y niñas como un entrañable recuerdo de verano.
Este año, en el que cumplimos 10, la mascota de las escuelas ha sido el ciempiés, un bicho en línea cuyos segmentos se empeñan en coordinar sus patas para no tropezar en exceso. Esta metáfora invertebrada nos ha proyectado a los entresijos de la educación en valores.
Inmersos en estas tareas nos encontrarás en la Escuela de Verano de Los Ogijares, la Casa de la Cultura de Churriana de la Vega, la Ludoteca de la Universidad de Granada y el Aula Rural del Cortijo del Pino.
Estas letras y su imagen es la primera de diez entradas, diez trazos gruesos para dibujar un boceto de nuestra labor en este último recurso.

domingo, 31 de mayo de 2009

La rebelión de las escobas.


La semana del 18 al 22 de Mayo hemos participado, por tercer año consecutivo en Juveloja, una feria del ocio para infantes y jovenes. A través de distintos talleres hemos creado arte a partir de la basura.

En aquella ciudad el éxito se mide, más que por las cosas que cada día se fabrican, venden o compran, por las cosas que cada día se tiran para ceder su lugar a las nuevas. En aquella ciudad, tan próxima y lejana a la vez, los utensilios de limpieza se han rebelado. Su trabajo es inútil. La escoba no barrerá más, la fregona dejará de arrastrarse por el suelo, el recogedor ignorará cualquier montoncito de porquerías, el contenedor no abrirá la boca y el plumero pasará de polvos y pelusas. Y así seguirán hasta que se haga arte de la basura.

Puentes


Tender puentes. Esta es la labor compleja y apasionante del buen maestro. Puentes para vadear la corriente de la incultura, la intransigencia, el egocentrismo y la desmotivación. Puentes que unan la necesidad de aprender con la curiosidad por abrir los ojos al mundo, la escuela con la realidad del barrio, los pupitres con las familias,... Puentes por donde cada alumno camine a su ritmo consciente de su propio esfuerzo, pero construidos para facilitar el paso a los que son presa de sus vértigos.

Es nuestro homenaje a Tomás, un buen maestro.

domingo, 24 de mayo de 2009

Sonreid y saludad


Este fin de semana hemos participado en la Fiesta de la Primavera de Los Ogijares, uno de los municipios donde tenemos la suerte de trabajar y donde este verano, por segundo año consecutivo, realizaremos una divertida escuela de verano.

Aprovecchamos para desear a todos nuestros clientes, sobre todo a los alérgicos, una feliz primavera. Pronto llegara el verano, para mayor gloria de todos aquellos que redoblamos nuestros esfuerzos bajo el sol estival. Tras la máscara blanca propia del lado oscuro de la fuerza, que evita que el polen confunda vuestra nariz con un sensual pistilo, sonreid y saludad.

domingo, 17 de mayo de 2009

Leyre




La ilusión se hizo latido y el latido un garbancito en su interior, poco a poco el garbancito tuvo dedos, labios, ojos, corazón. La inquietud golpeaba el nido, culebrillas en el vientre de mama y la resta de los días fue sumando vida contra la ansiedad. La ilusión cumplio sus cuentas, del latido a la caricia del dolor, la mirada que despierta guarda en su inocencia todo lo que sois.
Pedro Guerra

En el decimo aniversario de Ciempies, este es el mejor presente que podría recibir. Leyre, la alegría es más grande al poder susurrarte que llegas a este mundo en las mejores manos. Enhorabuena mama, enhorabuena papa. Que palabras tan íntimas, tan grandes, tan plenas ¿verdad?.

viernes, 10 de abril de 2009

Árboles


Cuidamos árboles que brotan y crecen a sorbos felices.
Pretendemos que unos echen raices profundas, con la poda dispondremos el rumbo de sus ramas y esperaremos sin sorpresa pero con impaciencia el fruto apetecido.

Con los ortos no pretendemos. Ojala no se anclen a nada en exceso; que las yemas a las que arrimamos nuestro corazón de jardineros, broten con fuerza y sean capaces de elegir sus propios horizontes. Y los frutos, que porten siempre la semilla de la felicidad.

La rata comprimida


Entre iluminancia (flujo luminoso que incide sobre la unidad de superficie) e impagable (que no se puede pagar, sumamente valioso), en mi diccionario aparece la palabra que busco: imaginación. Destaco dos de sus muchas acepciones: juicio de algo que no hay en la realidad y es una imagen formada por la fantasía - cualidad para formar nuevas ideas, nuevos proyectos.
Es indiscutible que, a pesar de no ser labor sencilla, los enamorados de la enseñanza debemos potenciar esta flujo luminoso sumamente valioso. La imaginación nos convierte en contadores de historias y en profesionales de excelencia. Es una mirada tan atenta que atraviesa el objeto al que se dirige y abre nuevas puertas; es una mirada tan ingeniosa que combina lo cotidiano para crear la novedad.

La rata comprimida.
Autor: Juan Elvira (11 años)
Basado en una de las muchas miradas atentas e ingeniosas de Marina y sus amigos (5 años).

En la guardería de mi hermana, en una caseta de madera color caoba y con un techo de plástico rugoso en forma de tejas, en un agujero de dos centímetros aproximadamente, vive una gigantesca rata gris de ojos rojos.
Algunos niños, al llegar a casa, les dijeron a sus padres: “Papá, mamá, en la caseta del cole hay un agujero muy grande donde vive una rata terrible”. Otro le dijo a su abuelo: “Abuelito, abuelito, hoy hemos visto una rata en un agujero que nos ha enseñado su hocico y sus ojos rojos y que le ha mordido la lengua a Pedro”. Pedro, al llegar llorando a su casa, dijo entre sollozos:”¡Buaaaaa! Una rata me ha mordido la lengua”.
Los padres, perplejos, se llamaron entre ellos y decidieron quedar frente a la puerta de la guardería. “¡Esto no puede ser!” “A mi hijo le ha mordido una rata” “Tenemos que hablar con los profesores”
En ese momento llegó el director para ver lo que ocurría.
- “¿Aquí que pasa?”, preguntó con una voz profunda y fuerte.
-“¡Creemos que hay una plaga de ratas!”, exclamó un padre muy seguro de si mismo.
- “Bueno, esperaremos un poco. No sabemos si es verdad”, dijo el director muy serio.
- “¡¿Esperar?!”, chilló una madre.“Hay una plaga de ratas y usted dice de esperar. ¡Hay que llamar al exterminador!
El director, para no buscarse problemas, llamó a Sanidad inmediatamente. Al día siguiente metió a los niños rápidamente en las clases mientras los exterminadores llegaban. Entraron en la caseta de madera con máscaras y apuntaron en todas direcciones con sus fumigadores. Algunos empezaron a refunfuñar y otros a reírse mientras observaban el agujero de no más de dos centímetros donde no cabría ni una termita.
Es increíble la imaginación que tienen los niños, hasta yo me preocupé cuando mi hermana dijo que había visto una rata. Al llegar a la guardería me dirigí a la caseta y al ver el agujero solté unas carcajadas y me vinieron a la cabeza las siguientes palabras: ”La rata comprimida”.

sábado, 4 de abril de 2009

Zapatilla perdida


Petrificada en mitad del río Monachil, al comienzo del valle de Los Cahorros, una zapatilla perdida. Aunque el gesto se arruga ante esta profanación del paisaje, es inevitable la sonrisa. ¿Habrá extraviado el ciempiés uno de sus muchos zapatos? Por que este bicho lleva mucho recorrido por las veredas de riberas, sierras y vegas del entorno de la Depresión de Granada. Y nunca camina solo; un cortejo de locos bajitos acompañan sus pasos.

Los Cahorros del Monachil



¡Qué emocionante es guiar a los niños y niñas por la ruta de los Cahorros! Emoción como sinónimo de percepción de belleza sorprendente; emoción como sinónimo de divertida aventura. El Municipio de Monachil debe sentirse orgulloso del estado de conservación de este sendero.
Y esta primavera el milagro callado del agua; las lágrimas frias que resbalan por las blancas mejillas de la sierra, que ya se ruboriza bajo el sol.

lunes, 30 de marzo de 2009

Feliz Cumpleaños


Cuando un amigo, un conocido o un compañero de trabajo cumple años, lo apuntas en la agenda para felicitarlo y si lo ves lo haces, o le llamas por teléfono, o le mandas un sms para hacerle ver que te has acordado. Es lo que mi madre llamaba "panes prestaos", yo te felicito hoy para que tu lo hagas mañana. En cambio cuando es el cumpleaños de un familiar querido, pasas todo el día acordándote de él o ella y deseas verlo para darle un abrazo o un par de besos, no para demostrarle que te has acordado sino para decirle que le quieres.

Hoy es el cumpleaños de César, "the boss", y no lo tenía apuntado en la agenda. Me he estado acordando de él todo el día, y al salir del trabajo corrí más que nunca para poder llegar y darle un par de besos y felicitarle. Porque César, no es mi compañero de trabajo, ni siquiera un amigo, César es de mi familia, César es mi hermano. Feliz Cumpleaños "abuelete".

jueves, 26 de marzo de 2009

Trincheras del Maullo




Itinerario ambiental. Chicos y chicas que han dado 11 vueltas al sol. Sierra de Huetor. Trincheras del Maullo. Una sensación agridulce.
Pasear entre los parapetos convertidos en un mirador del nacimiento del río Darro y de infinitos planos de sierra superpuestos. Pero es demasiado sencillo imaginarse una guerra, tan cercana en tiempo y alma, tan salvajemente doméstica.

"Tiembla bajo las explosiones, la cara contra el suelo, sin advertir que la grava le lastima las mejillas: quisiera meterse bajo tierra, perderse en alguna profunda galería donde no alcanzara la muerte, como un gusano o como una hormiga. En los ojos apretados escuece el sudor, la boca abierta de ansiedad aspira tierra. La angustia seca araña en la garganta. En el desacompasado golpeteo de su corazón, que le llena los oídos, el cabo percibe gritos a su alrededor" (Juan Eslava; "Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie"). Gritos en el cerro del maullo.

La educación para la paz y la resolución tolerante y solidaria de conflictos está presente de modo transversal en todos nuestros recursos.

miércoles, 25 de marzo de 2009

CromaKey

Según la Wikipedia el Croma Key es: "el croma (del inglés chroma key) es una técnica audiovisual utilizada ampliamente tanto en cine y televisión como en fotografía, que consiste en la sustitución de un fondo por otro mediante ordenador. Esto se hace debido a que es demasiado costoso e inviable el recorte del fondo o personajes para completar frame a frame mediante rotoscopia".

Esta técnica audiovisual está detrás de muchos recientes éxitos cinematográficos como El Señor de los Anillos, 300, Watchmen, Matrix, etc.

En siguiente video podemos ver a algunos de mis alumnos de la actividad extraescolar de informática del Colegio Gómez Moreno trabajando la técnica de la pantalla verde. No creo que en muchos centros se trabaje esta técnica con alumnos de 8 a 11 años.

Fracasados

Me gustaría saber qué habrá sido de todos ellos. Espero que no hayan terminado como el título del corto.

martes, 24 de marzo de 2009

Miradas



Una de las ventajas de tener la oficina en la vega es que un par de mochuelos te den la bienvenida bajo su mirada atenta. Parece que se preguntasen ¿Que hace este "pringao" aquí tan temprano?.
Esos ojos que devoran el amanecer, esconden un propósito que Ciempies persigue con todas sus actividades: educar la mirada. Mirar para ver; mirar para investigar; mirar para sorprenderse. No es una pretensión sencilla y por ello resulta apasionante.
Las cosas son precisamente así por algo, no esconden capricho,ni magias, ni dioses; son el reflejo del tiempo, el azar, y el entorno cambiante al que nos vemos abocados a adaptarnos. Que la mirada encuentre sorpresas en lo cotidiano, en esta sociedad saturada de estimulos, nos facilita el identificarnos con nuestro entorno inmediato. La curiosidad como motor de pupilas inquietas por descubrir sin prisas, sin ritmos estereotipados, sin lentes que enfoquen la dirección o la distancia del horizonte.

El Darro

Dauro, Dat-Aurum, Darro. Tus diversos nombres nos remiten a tus secularmente generosos dones: oro y agua. Curso de agua como frontera, defensa al pie del Albaicín; agua de riego: acequias, huerta, vides y almendros; agua saltarina por los jardines: fuentes, arriates de boj; agua de vida: albercones, aljibes.

Tú pecastes de ira y arrogancia y el hombre pecó de desidia y suciedad. Pero sólo tú fuiste castigado: hollaron tu lecho, te canalizaron y en Granada tus aguas privadas de la luz del sol y de la mirada humana.

Donde te dejan, generoso Darro, tus aguas aún son límpias y alegres, regalan orquídeas y esparcen verdor.

Mujer, niño, niña, hombre: gocemos con sus aguas, disfrutemos su ribera, cuidemos su entorno. ¿Qué menos merece esa agua dorada, agua de oro del Darro, Dat-Aurum, Dauro?

domingo, 22 de marzo de 2009

Quien a buen árbol se arrima ...



El destino, norte de una brújula imantada de deseos, esfuerzos y azares, nos condujo hace una década al Cortijo del Pino. Desde el comienzo, cuando esta empresa no era aun ni un sofrito mal meneao, la familia López Roldán nos cedió un rincón de su casa y de su corazón. Las limonadas, mantecados y la jalea de membrillo de Virginia nos ayudaron a tragar incertidumbres.
Hoy, cuando ciempies se ha convertido en un potaje al que le faltan muchos hervores, un delicioso bizcocho de nueces y pasas de la cocina del Pino nos recuerda que "quien a buen árbol se arrima ..."