lunes, 19 de febrero de 2018

Granadinos con pedigri en nuestras calles



Después de realizar las fotos en la calle, ya podemos ver en los barrios de Granada la cartelería, en distintos formatos, donde aparecen los protagonistas de la campaña: los dueños y sus mascotas.



sábado, 17 de febrero de 2018

Enredate con Rubik's Race

Rubik's Race es un juego para dos jugadores de lógica y velocidad mental para niños y adultos. No tiene nada que ver con el tradicional Cubo de Rubik, es un juego totalmente diferente.

El juego se compone de un tablero dividido en dos partes, fichas de colores, un cubilete, y un marco o ventana.

Antes de empezar a jugar vamos a tener que colocar las fichas de colores en cada tablero; una vez colocadas uno de los jugadores agitará el cubilete que se encargará de darnos el patrón de colores a resolver.
Es un juego muy similar a esos puzzles de antaño donde teníamos que deslizar las fichas para montar una imagen, conocidos por puzzles deslizantes.

En el programa Enredate para jóvenes del Ayuntamiento de Granada hemos montado un campeonato donde emplear lógica y velocidad de mente.

Los prados y el pico Lopera


Hoy el recorrido ha transcurrido por la Sierra de la Almijara, nombre árabe que significa "escurridero"; alude al modo en el que se desparrama el agua por estos barrancos en su viaje desde las montañas al mar. Y hoy caminamos un poco escurridos, al ritmo de Bob Marley. Menos mal que la ruta era cortita, unos diez kilómetros.

Partimos desde el Mesón Los Prados situado en la Carretera de la Cabra. Echamos a caminar por una pista forestal que deja a su derecha la Granja Escuela Huerto Alegre. Un caballo y su amigo burro salen a nuestro encuentro.


Pronto nos encontramos con una joya botánica, la masa forestal de roble melojo situada más al sur de la península. Sus hojas lobuladas tapizan el suelo y en las ramas destacan las barbas formadas por líquenes colgantes. Otros se incrustan en las cortezas de los nogales coloreándolos de amarillo anaranjado.

Llegamos al Cortijo Los Prados donde nos saludan con inquietos brincos unos potrillos. Continuamos por la pista forestal pasando junto a abrevaderos para el ganado. Escuchamos la quietud de estos prados.

Llegamos al lugar donde se encontraba el famoso Pino de las Cinco Ramas. No fue flexible ante las acometidas de la Ciclogenesis Ana y terminó arrancado de raíz. El grupo de senderismo Navachica de Jayena planto el 11 de febrero de este año un pequeño pino en el lugar donde se encontraba el árbol que dio nombre a estos parajes. Un precioso detalle.

Nos encontramos en el límite septentrional del Parque Natural Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama. Contemplamos la frontera entre las provincias de Granada y Málaga, donde destaca Cabañeros, Piedra Sillada, el Salto del Caballo, el Lucero o Raspón de los Moriscos y la Sierra de Tejeda. Bajo nosotros el valle del Río Almijara. Las masas arbóreas de encinas, quejigos y pinares se alternan con zonas peladas de tonalidad clara: las arenas dolomíticas fruto de la erosión de las rocas que conforman estas sierras.


Retrocedemos unos metros hasta coger una pista que parte a la derecha. Tras pasar una barrera, nos desviamos de nuevo a la izquierda para comenzar así el ascenso a dicho pico. Tras una subida continuada pero no excesivamente pendiente, alcanzamos la cima. Estamos en un punto geodésico que marca los 1487 metros de altitud.


Tomamos el refrigerio en la caseta de vigilancia adyacente. Es un mirador impresionante. Bajo nosotros Río Verde y la Pantaneta de Funes; a la derecha Navachica; en frente el Mediterráneo oculto bajo la neblina.

Comenzamos a bajar por el cortafuegos para, pronto, desviarnos a la izquierda por una preciosa vereda. Va serpenteando entre un bosque de robles melojos. Las varas secas de los gamones garabatean el paisaje. Desembocamos en el camino que conduce a Los Prados, a la altura de los primeros abrevaderos.

viernes, 16 de febrero de 2018

Manifiesto audiovisual en la Zona Norte.

Este año, dentro de programa de actividades del Ayuntamiento de Granada para prevenir el absentismo escolar, pretendemos realizar una video-grabación de un manifiesto cooperativo. Trabajaremos en ocho centros educativos del Distrito Norte de la ciudad.


Consiste en seleccionar un tema a partir del cual los alumnos y alumnas elaboran un manifiesto dividido en tantas frases cortas como participantes. Una vez redactado con la participación del profesorado y los monitores dinamizadores de la actividad, se procede a la grabación. El fondo es un chroma en el que en la fase de montaje se incorporan imágenes o vídeos propuestos por los participantes o dibujos realizados por ellos. Todo se acompaña por la música seleccionada.

Gracias a Miguel y a Mónica por la ilusión puesta en el proyecto.

Una ciudad donde se cruzan las miradas

Para los profesionales que nos dedicamos a la interpretación del patrimonio, Granada es un privilegio. Es una ciudad que se contempla así misma desde distintos miradores.

Nacida sobre colinas vecinas, es un espacio donde se cruzan las miradas, donde se cruzan las culturas, donde se cruzan lo real y lo imaginado, los textos y lo narrado.


Y por el Albaicín paseamos a los ojos curiosos de niños y niñas del CEIP Pilar Izquierdo de Hijar.

El placer de sentir miedo.



Es curiosa la fascinación que, desde pequeños, tenemos por las historias de misterio, suspense y miedo. Estas narraciones nos envuelven con más facilidad que otras; fruto de esa inmersión es empatizar con los personajes y trasladarnos al escenario donde acontecen.

El cuenta-cuentos siente las miradas de los más pequeños, los ojos muy abiertos y la boca incapaz de aproximar los labios; parece que va a nacer una sonrisa tímida en su cara, pero se reduce a una mueca agazapada junto a la seguridad de los dientes.

De vez en cuando es recomendable conceder unas pinceladas de humor que descarguen la tensión; pero pronto debe recuperarse la atmósfera levemente perdida. El aire se vuelve más espeso y los cambios de tono y los silencios son el péndulo del hipnotizador. Francamente divertido.

Y hoy la proeza ha sido conseguirlo en una clase con más de setenta niños y niñas. El merito ha sido suyo por dejarse mecer por la narración al tiempo que la abuela Tere hacía una olla de chocolate.

jueves, 15 de febrero de 2018

El suelo y el agua en el IES Trevenque.



Ayer vinieron a Isla Verde y hoy nos reciben en su instituto.

El Agua, el suelo y la educación ambiental fueron los temas de conversación con los chicos y chicas del ciclo formativo de Actividades Físico-deportivas en la Naturaleza del IES Trevenque.

Agradecemos a Javier Fernández el cariño con el que nos acoge y las palabras de aprecio que nos regaló delante de sus alumnos y alumnas.

Cuando te presentan con tantas flores, te inunda una responsabilidad enorme por no defraudar las expectativas.