martes, 17 de octubre de 2017

Dydacktyczno

Hoy  hemos colaborado con M.E.P. Europrojects Granada y con el Ayuntamiento de Granada impartiendo una charla sobre experiencia de prevención del absentismo escolar a un grupo de docentes polacos.


Es un proyecto Erasmus + de intercambio de conocimientos y experiencias titulado "Eupepejska movilnosc nauczycieli jako zrodlo na posniesienie jakosci pracy dydaktyczno-wychowawczej"

¿Esta claro?

Ha sido muy interesante. Agradecemos a la traductora su paciencia y a Maria del Carmen la confianza que ha depositado en nosotros. Esperamos que este grupo de docentes se lleve un bonito y fructífero recuerdo de nuestra ciudad.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Smiles


Esta es época de reuniones de coordinación de todo tipo. Los equipos deben organizarse para crear sinergias positivas.

En este meeting vemos seis luminosas sonrisas organizando las actividades extraescolares de inglés.

La fiebre del oro granadina


En esta ruta paseamos por el Parque Periurbano Dehesa del Generalife. Este pulmón de la ciudad de Granada fue declarado en 1995 Parque Periurbano con una superficie de 450 hectáreas que rodean al Conjunto Monumental de la Alhambra.

Y pasaremos por el valle labrado por la erosión artificial del yacimiento del Cerro del Sol, lugar donde existió una factoría para la obtención del oro de origen aluvial. Caminaremos sobre el recuerdo de la peculiar fiebre del oro granadina, por unos parajes propios de las películas del oeste. Hasta los años 60 podíamos ver gente con el pantalón arremangado buscando pepitas de oro en el Darro.


Comenzamos en Plaza Nueva, unos 60 senderistas que se dividen en dos grupos. Unos toman la mal llamada Cuesta de los Chinos, cuyo nombre "real" es del Rey Chico, hasta llegar a la Alhambra, pasando bajo el acueducto de la acequia Real. Desde alli seguimos subiendo hasta llegar al camino Primitivo también llamado vereda del Barranco del Abogado que nos alzará hasta el Llano de la Perdiz. Pasamos por el Aljibe de la Lluvia y junto al famoso reloj de sol del Llano


Los demás senderistas subieron al cementerio por el Bosque de la Alhambra y accedieron directamente a la Vereda de los Franceses desde el final del camino Primitivo.

Rodearemos la cota más alta de esta meseta. Comenzamos caminando hacia el Oeste, con la solana a la derecha, y retornamos hacia el Este con la umbría y el Valle del Darro a la derecha. La vegetación esta sedienta y parece enrocarse sobre si misma en un intento de resguardar su escasa humedad. Donde realizamos el giro hay un bonito mirador hacia Sierra Nevada. Una piedra nos recuerda que estamos en el Cerro del Sol (aunque la constancia de los rayos del mismísimo astro rey lo hace innecesario) y en otras compañeras encontramos grabadas lemas a favor del cuidado de la naturaleza.


Por la solana, a veces junto a pinares, a veces rozando las matas de esparto, iremos bajando hasta tomar la Vereda de los Franceses. Esta vereda transcurre entre jaras, tomillos y espartos y tiene unas bonitas panorámicas del Genil y Sierra Nevada. Pasamos dos pequeños puentes de piedra, antiguos acueductos de las barranqueras del Olivar.


Llegamos al Valle del Oro, donde nos encontramos con cuevas, perforaciones, lavaderos, puentes y antiguas edificaciones de una explotación minera francesa de finales del siglo XIX, destinada a la extracción de oro. Pero ya los romanos tenían esta dedicación, explotando la zona mediante un sistema denominado "ruina montium", donde grandes chorros de agua descarnaban los cerros arcillosos provocando su derrumbe, para luego poder filtrar las pepitas de oro de entre la masa de derrumbe obtenido.


Bajamos hasta Lancha de Cenes pasando por su iglesia dedicada a la Virgen de Fátima. Nos acercamos con respeto al esqueleto de una fábrica de lavado de oro, construida hace más de un siglo y casi derruida por el paso del tiempo y los saqueos. Entre sus muros se esconde el fantasma del olvidado legado minero del Hoyo de la Campana, en Lancha del Genil.


Desde allí nos dirigimos al Genil, pasando junto a la Acequia Gorda. Regresamos a Granada por el entrañable camino de la fuente de la Bicha.

lunes, 9 de octubre de 2017

Buscando autonomía.



Iniciamos el programa Conoce Granada en el que paseamos por la ciudad con Charo, Ana, Irene, Juanjo, Fran y Lidia. En esta ocasión caminamos desde el Palacio de Congresos hasta Plaza Nueva, haciendo una parada para merendar.


Con esta actividad pretendemos que vayan ganando confianza a través del conocimiento de su ciudad y de la realización de actividades cotidianas de socialización. Son plumas para sus alas, esas que les tiene que proporcionar autonomía de vuelo.

viernes, 6 de octubre de 2017

El agua en Montejicar


Estuvimos en el IES Montejicar con el agua como centro de interés. En la entrada nos encontramos un árbol de cartón del que pendían corazones con mensajes sobre el medio ambiente. Llamó nuestra atención uno de ellos. Algunos pensarían que está equivocado, que le sobra un NO. Pero los equivocados son ellos. Hasta en la relación con el planeta, nuestro egocentrismo nos sitúa en todo el medio. Pero es cierto, por fortuna, que La Naturaleza No necesita de nosotros. Sin embargo, nosotros no somos nada sin ella.

Agradecemos a Jorge, el profe de literatura, que introdujese la charla con una poesía por el escrita dedicada al Agua de abril. 
...
Agua de abril, 
que emanas de las fuentes
y formas con las corrientes 
un ensueño pastoril.

Agua de abril.
Frescura de la mañana
paralizando la vida mundana
y lo efímero a morir. 
...

jueves, 5 de octubre de 2017

Charlando sobre el Agua en Castril.


Esta mañana estuvimos en el CEIP Nuestra Señora del Rosario de Castril. La calle tiene su punto: C/ Fuente del Piojo.

Nada más entrar en la escuela, hoy en fiestas, nos encontramos un dibujo con un lema muy bien elegido: "Dime y olvido. Enséñame y Recuerdo. Involúcrame y aprendo".

Y para eso estamos aquí, para decir poco e involucrar mucho.


Miguel, el alcalde, y Manolo, el director del colegio, nos presentaron y enfatizaron la importancia de conocer e identificarse con su maravillosos río, el Castril. Y luego nos toco a nosotros desarrollar la charla interactiva basada en recursos analógicos, en cosas en las que las ideas se transfiguran. Y entre concepto y concepto, un experimento sobre el agua con el que jugueteábamos en la frontera entre el pensamiento mágico y el científico.


Agradecemos a los chicos y chicas su incondicional atención y al profesorado su cálida acogida.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Por los pagos de la Tarramonta.


En octubre, a medida que maduran los membrillos, vamos dando el pistoletazo de salida de nuestras actividades.

Y hoy, día de San Francisco de Asís, patrono de los animales y del medio ambiente, comenzamos a caminar con los senderistas del Club Buenos Aires. Y que grato es iniciar estas veredas cargadas de energías y cariños.

Números: ruta 1 / 75 caminantes / 12 kilómetros recorridos / 3 horas y media caminando. Estos datos nos lo proporciona la tecnología al servicio de Juan Chico (no es su apellido pero así nos entendemos mejor).

Inmersión en la Vega. Para ello nos adentramos entre los pagos de la Acequia Arabuleila y la Acequia Tarramonta, ahora que el maíz se está recogiendo, las judías de mata baja verdean y las esparragueras van pintándose de amarillo.


Partimos del Museo Memoria de Andalucía; recorremos el parque Tico Medina que lo delimita y pasamos bajo la circunvalación para dirigirnos a la ribera del Monachil. Este túnel simula la frontera entre lo urbano y lo rural. Recorremos la margen de este río huérfano de agua hasta llegar al Genil, donde tomaremos la Vereda de la Requica.


Pronto, escoltada por grandes chopos, nos encontramos con la Acequia Tarramonta que nos conduce hasta el final del Camino del Baño. En el camino llaman nuestra atención las grandes flores blancas del estramonio y los secaderos de madera que están perdiendo el aroma del tabaco.

Cruzamos la carretera llamada “del Barco” y, por el Camíno Viejo de Cullar, llegaremos al antiguo Cortijo del Pino. Pasamos por un camino rodeados de frutales. Un gran tocón de un abeto nos cuenta el por que del nombre de este cortijo.

Y nos detenemos en el Aula Rural de Ciempiés donde retomamos fuerzas y un vasito de vino. Los cerdos Gustavo y Mora, la oveja Catalina y la cabra Jara nos miran asombrados. "Estos niños y niñas están bastante creciditos", pensarán acostumbrados a visitantes más tiernicos.

De nuevo tomaremos la linde de la Tarramonta para pasar junto al Cortijo Cámara. Tomamos un desvío a la derecha que nos conduce a la Huerta de Montesanto y desde allí llegamos al Camino de Cantarranas también llamado de Ambroz.

Al llegar a un picadero giramos a la derecha y, un poco más adelante, giramos a izquierdas metiéndonos entre dos hazas sembradas con maíz. Salimos así al Pozo de Santa Clara. 

Continuamos el camino torciendo de nuevo a la derecha hasta encontrarnos con la acequia de nuevo. La seguimos a contracorriente hasta que nos vemos obligados a cruzar la carretera del "Barco".

La acequia sigue al otro lado de la carretera, senda que seguimos hasta desviarnos a la derecha donde debemos seguir por la servidumbre de paso de un ramal. Llegamos así a la Vereda de la Requica que de nuevo nos llevará hasta Granada.

Ya solo resta decir: "Viva el senderismo de Buenos Aires y Viva la Vega"