martes, 12 de diciembre de 2017

Imprescindibles

Esta foto llena de ternura pretende ser un pequeño reconocimiento al trabajo que desde hace muchos años realiza Inés con nosotros. Gracias. 

lunes, 4 de diciembre de 2017

Un trocito de luna.

Mientras a los niños de infantil, a través de la escenificación "Cuentos Lunáticos" los transportábamos a la luna y les brindábamos la posibilidad de probar un trocito de nuestro maravilloso satélite, en un instituto, los chicos y chicas de secundaria no fueron tan lejos.

Aunque se de uno que hubiera viajado a la luna. El intento fue encandilarles con la charla participativa "Somos lo que comemos" pero se nos indigestó. El buitre me miraba sabiendo que me convertiría en carroña.


La labor del comunicador en ocasiones fracasa. Analicemos el contexto. Muchos chicos y chicas juntos, ausencia en algunos de ellos de la educación básica que se presupone a ciertas edades, el efecto grupo que anula la personalidad y despierta el tonteo, falta de madurez y de inquietudes (cosa lógica por otro lado entre adolescentes)... en definitiva excusas. También podríamos justificarnos diciendo que los participantes no saben ni a que charla van, ya que nadie se lo ha comunicado y, por ende, que este recurso no se articula como parte del currículo; no hay un trabajo previa y ni posterior, lo cual sería más que recomendable.

El comunicador debe ser capaz de lidiar con todas esas dificultades y, en lo posible, ponerlas en su favor. Pero a veces se pierde esa capacidad, ese duende a mitad de camino entre la experiencia y la inspiración.

Y entonces uno desearía viajar a la luna y consolarse dándole un mordisco, eso sí, de su cara oculta para que así nadie sea testigo de tu insatisfacción.

sábado, 2 de diciembre de 2017

El Canal de la Espartera


Una mañana fría. El suelo duro y helado. El Trevenque y los Alayos son los espectadores de la ruta que hoy trazamos en el entorno del Canal de la Espartera. Su nombre procede de la fábrica de esparto a la que se destinaba la electricidad  producida en la Central de Dilar merced a la fuerza del agua que se conducía a través de este canal.

Comenzamos la ruta caminando desde La Fuente del Hervidero, un poco más arriba de Cumbres Verdes (La Zubia). Contemplamos a la izquierda el perfil del Cerro Huenes, el Tamboril (también llamado la Tetica de Huenes), el Pico de La Carne y el Trevenque.


Tras pasar esta fuente ascendemos hasta la Cañada Real de Huetor Vega a Dilar, dejando atrás la Boca de la Pescá y el Cerro de Las Pipas. Llegamos al Canal de la Espartera, junto al derruído Cortijo Sevilla. Un chopo coloreado de otoño lo contempla.


Realizaremos un sendero circular cuyo objetivo es alcanzar la Toma del Canal. Vamos dejando el Canal de la Espartera a la derecha a medida que ascendemos por una cuesta "interesante". Por una vereda zigzagueante, donde abundan salvias, mejoranas, tomillos y espliegos, llegamos a los arenales; son el resultado de la constante y paciente erosión de las calizas y dolomías. Destacando entre tanto chino, rocas con formas curiosas que fomentan la imaginación. A la derecha los majestuosos Alayos donde destaca el Corazón de la Sandía. Entre la silueta caprichosa de estos montes y la Boca de la Pescá, vemos al fondo La Silleta del Padul.


Continuamos ascendiendo moderada pero con constancia por estos parajes grises y arenosos con el Trevenque al frente. Vamos girando a la derecha descendiendo, entre pinos que protegen un emergente bosque mediterráneo, hacia el Cortijo Rosales. Su fuente, siempre abundante, hoy parece el llanto de una tierra necesitada de lluvias.

Tras reponer fuerzas en este mirador singular, seguimos descendiendo hacia la Toma del Canal, donde nos encontramos con el río Dilar. Tomamos ahora una bonita vereda que nos conduce hacia el Cortijo Sevilla. En las umbrias las hojas caidas se adornan con cristales de agua.

Ascendemos por el precioso Barranco del Buho. Las vistas del valle del Dilar y de los Alayos, con el Caballo al fondo nevado, son impresionantes. Y el rumor del río, una banda sonora acompasada al sonido de nuestros pasos.

jueves, 30 de noviembre de 2017

En la biblioteca de Ogijares


Hoy hemos participado en la reinauguración de la Biblioteca Municipal de Ogíjares María Lejárraga.

Por la mañana, ante un público adulto, un juglar se ha escapado de alguno de los libros de esta reformada biblioteca.





Una historia ha llevado a la otra, circunstancia muy frecuente en lugares donde abundan los libros.

A la historia de los libros semilla basado en un pregón realizado por Laura Gallego, le siguió "La flor más grande del mundo" de José Saramago contada con arena. Finalmente realizó un homenaje a Gloria Fuertes.

Y por la tarde, para los niños y niñas, hemos narrado "El Dragón Arco Iris", historia original de Ciempiés.

Los acontecimientos oníricos de un escritor se convierten en el cuento que ansiaba.

Un personaje abandona el mundo de los sueños para presentarse ante los no durmientes y narrarnos su historia.

Agradecemos Estéfano, Concejal de Cultura, a la bibliotecaria y a todos los asistentes su cálida acogida.


sábado, 25 de noviembre de 2017

Veredas de los Viajeros Románticos.



La ruta que realizaremos tiene la denominación de "El Paso de los Viajeros Románticos" y forma parte de la red de senderos del municipio de Güejar Sierra.

Durante todo el recorrido echamos de menos la humedad del bosque y los valles mediterráneos de finales de noviembre. Parecen escasear los trinos y el murmullo del agua esta sometido a la tiranía de los silencios provocados por la escasez de lluvia.

Estos caminantes incansables, recorrieron los parajes con determinación, coronando todas las cimas, conquistando castillos y evitando que, en las pendientes bajadas, sus traseros aterrizasen tras algún resbalón.


Es una vereda de 8 kilómetros a la que debemos sumar un par de ellos más desde el pueblo de Güejar hasta la hidroeléctrica del Castañar. Dan forma a un circuito circular que arranca en el margen izquierdo del río Genil, a pocos metros del inicio del puerto de Haza Llanas, y recorre la ladera hasta lo más alto del Barranco de las Víboras para nuevamente descender hasta llegar a los pies del Tajo del Castillejo.


La ruta presenta un considerable desnivel que se sitúa entre los 970 metros de su cota inicial hasta los 1.500 metros de su punto más alto, aspecto que le confiere una dificultad media alta. Se compone de cuatro tramos en los que disfrutamos de un espacio de gran diversidad biológica,



Atravesamos el corazón de un bosque mediterráneo bien estructurado. A la belleza natural debemos sumarle su trascendencia histórica como vía hacia la fortaleza musulmana del Castillejo o Castillo de Linza. También descubrimos pequeños rincones como el de la Fuente Perrancano o el de la Alberca de la Hoya Peña.

Esta ruta está vinculada con ilustres escritores y prestigiosos botánicos como Simón de Rojas Clemente y Charles Edmon Bossier durante los siglos XVIII y XIX. Este camino fue testigo de importantes expediciones científicas e inspiración para aventureras historias como la de ‘El Bandido de Sierra Nevada’ escrita por el novelista francés Alejandro Dumas en 1857, todo ello dentro del contexto histórico del movimiento del Romanticismo que llevó a convertir la provincia de Granada en lugar de peregrinación de ingleses, franceses y alemanes.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Gracias a la Biblioteca de Armilla.

Durante el mes de noviembre hemos realizado diez representaciones del espectáculo de marionetas "La Hora Pinta: La Bruja y el relojero" en la Biblioteca Miguel Hernández de Armilla.

En pocas ocasiones habíamos repetido un teatro de guiñol tantas veces en un periodo de tiempo tan corto; esto ha servido para que la historia creciera y con ella la complicidad entre marionetas y cuenta-cuentos.


Queremos agradecer a la Biblioteca de Armilla y, en particular, a Celia el cariño con el que nos han recibido cada mañana. Es una gran verdad que una biblioteca no es el espacio o la cantidad de libros que en ella encontramos; su esencia depende de la ilusión y dedicación de las personas que allí trabajan.

Enhorabuena por gestionar con tanta energía este rincón de Armilla donde habitan los cuentos.

Una mañana con Salud-tiano.



En ocasiones trabajamos por encargo. Las maestras de educación infantil del C. Carmen Salles nos solicitaron una actividad al aire libre que complementara uno de sus proyectos de aula, el cuerpo humano.

Diseñamos el recurso "Una mañana con el marciano Salud-tiano". Trabajamos la salud en tres vertientes: la alimentación sana, la vida activa y la higiene.

Cuidar la salud tanto física como psíquica y emocional debería ser uno de los objetivos claves de las familias y educadores.  Actualmente nos ocupamos de educar su cabeza además de enseñarles a ser responsables, a tomar decisiones y un largo etcétera. Pero el ritmo de vida actual y las nuevas costumbres sociales nos aleja, a nosotros los adultos y a los niños y niñas, cada vez más de unos hábitos saludables.

Comenzamos la mañana paseando hasta donde nos espera el gran y saludable alienígena Salud-tiano.
En este corto paseo por la Vega nos encontramos con frutales en cuyas ramas, además de caquis, membrillos o granadas, cuelgan acertijos que debemos solucionar.  La salud comienza por darle al coco.

Uno de los grupos, en el exterior del aula,  realizó una ronda de juegos a través de los cuales se trabaja el equilibrio, la puntería, la resistencia, la velocidad y la fuerza. La coeducación estuvo presente en este espacio, así como la importancia del respeto a las diferencias. Finalizamos con un juego cooperativo.

El otro grupo pasó al interior del aula. Realizaremos un marca-páginas de Salud-Tiano. Está dividido en tres sectores: alimentación saludable, higiene y actividad física. Se va construyendo al tiempo que se escuchan una serie de canciones cortas que hablan de todos estos temas.  Estas canciones son de "Buena Banda".


A mitad de mañana nos detenemos para prepararnos un desayuno tan sano como mediterráneo. Y ¡elaborado por nosotros! Y además de preparar su desayuno de un modo autónomo, realizan un viaje por la historia. Y, claro está, antes de tocar los alimentos nos lavamos bien las manos.

¡Salud-tiano vuelve a las andadas!