sábado, 19 de mayo de 2018

La Vereda de la Estrella y el Hornillo.

Con los senderistas de Ecopodos hoy hemos realizado una ruta obligada para cualquier caminante que se precie: La alucinante Vereda de la Estrella. Esta ruta puede cerrarse de distintos modos; nosotros elegimos retornar por el Cortijo del Hornillo buscando los contrastes. Son unos 16 kilómetros y unas seis horas caminando.


Iniciamos la ruta en la Vegueta del Caracol, en la junta de los ríos Genil y San Juan. Cruzamos un puentecillo sobre las turbulentas aguas y comenzamos a subir por la Vereda de la Estrella. Dejamos a la derecha una senda, por la que retornaremos, que conduce a la Hortichuela. A unos veinte minutos nos encontramos con un enorme castaño centenario, “El Abuelo” un auténtico monumento natural catalogado como árbol singular.

A la izquierda siempre el murmullo del Genil en el fondo de su valle. Vamos atravesando varios arroyos que corresponden al Barranco de la Loma del Muerto y de Cabañas Viejas. La abundante vegetación está formada por robles melojos con la hoja recién brotada, quejigos que, aún tímidos, no han despertado, castaños y otros árboles ribereños como fresnos y arces. Todo el camino está custodiado por rascaviejas en flor y gamones.


La umbría por la que caminamos contrasta con la aridez de la solana de enfrente. Y así llegamos al Puntal del Vadillo donde podemos contemplar la confluencia de este río con el Genil. Un poco más adelante nos encontramos con una vereda a la izquierda que nos llevaría hasta la Cuesta de los Presidiarios. Lo ignoramos y seguimos al frente por el Paraje del Vadillo.


Un giro en la senda y nuestro horizonte es la montaña más impresionante de Sierra Nevada: La Alcazaba (3.371 m). Con ese perfil al frente alcanzamos las Minas de la Probadora. Un poco más adelante observamos una vereda a derechas que asciende hacia el Hornillo. Por ahora seguimos el curso del Genil hasta llegar a las Minas de la Estrella que dan nombre a esta ruta. Hoy ruinosas, fue de las más importantes de las muchas que hubo dispersas en esta vertiente del Genil. Eran minas ricas en cobre y plata y fueron explotadas por una compañía belga en el siglo XIX.  Cuando fueron abandonadas varias familias se dedicaron a vivir de estos despojos minerales en unas condiciones lamentables.

Continuamos hasta el Barranco del Guarnón, donde contemplamos el impresionante descenso de este río desde el Corral del Veleta. Podemos contemplar al fondo el Veleta (3.392 m). El puente de madera da continuidad a la vereda hacia Cueva Secreta y a subidas míticas hacia el Mulhacen.

Retornamos hacia las Minas de la Estrella y comenzamos a ascender al Cortijo del Hornillo. La pendiente es considerable, zigzagueando entre un precioso robledal. A mitad de camino nos detenemos para contemplar el perfil de la Sierra. A la Alcazaba se une la silueta del Mulhacén (3.479 m).


Llegamos al Cortijo del Hornillo, uno de los mejores miradores naturales de Sierra Nevada. Chozas, eras de trillar y restos de las paratas donde se cultivaba centeno y patatas. En nuestro ascenso nos topamos con vacas y sus terneros que descansan en prados con magníficas vistas.

Descendemos por un robledal pasando junto a antiguas acequias para dirigirnos al Paraje de Cabañas Viejas, otro antiguo asentamiento agrícola de la Sierra. Cruzamos varios barranquillos y chorreras hasta llegar al Cortijo del Hoyo, así llamado por la hondonada que hay entre las peñas con restos de corraletas y las ruinas del cortijo.  En esta zona y en toda la Dehesa de San Juan se cultivaba la apreciada patata “copo de nieve”.


Comienza ahora una intensa bajada que nos lleva hasta la cerca del Cortijo de la Hortichuela y luego, entre euforbias, gamones y mostajos, a la Vereda de la Estrella. Solo resta retornar hasta la Vegueta del Caracol.

jueves, 17 de mayo de 2018

Día del Reciclaje en Ogíjares


También hemos celebrado el Día del Reciclaje en Ogíjares.

Tanto en la escuela Ramón y Cajal como en Francisco de Ayala, estuvimos realizando una serie de juegos y talleres sobre reutilización, recogidas selectivas, limpieza y creatividad.

Contamos con la presencia de la concejala de medio ambiente y el alcalde de la localidad.

Día del Reciclaje en Atarfe.



De nuevo estuvimos realizando la feria "El Gran Juego del Reciclator" en Atarfe, en el parque Pink Floyd.

En esta ocasión participaron las escuelas Atalaya y Doctor Jiménez  Rueda.


Muchas gracias por vuestra participación.

Entre todos debemos derribar el muro de egoísmos propio del desarrollo insostenible que, con la promesa de un presente brillante, nos conduce a un horizonte futuro poco prometedor. Otros caminos son posibles.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Buenos Aires en la Acequia Real.


Partimos, como tantas otras veces, de Plaza Nueva.  Y desde allí subimos al  Cerro de la Sabika por la cuesta de Gomérez y el fresco Bosque de la Alhambra.


Una vez arriba nos dirigimos hacia la Silla del Moro y aprovechamos para contemplar esta construcción de vigilancia y protección para el Generalife y las huertas en un sector tan importante para la distribución del agua de la Acequia Real a toda la Alhambra.


Dejamos atrás el monumento y bajamos hasta encontrarnos con las sendas que recorren la umbría del Cerro del Sol adentrándose hacia Valparaiso, el Valle del Darro.  Tomamos el sendero más bajo para contemplar algunos restos de esta acequia; de la original se conserva poco más que su trazado.



La Acequia Real de la Alhambra, también llamada del Rey, de Alcotán o del Sol, canalizaba el agua procedente del río Darro desde la Presa Real, situada en el paraje de Jesús del Valle. Tiene un trazado de unos seis kilómetros hasta llegar a las huertas del Palacio del Generalife y a la Alhambra.


Tomamos la senda del medio, la vereda baja de la Acequia Real para caminar hacia el sol saliente. A media ladera contemplamos de oeste a este el Albaicín, el Sacromonte, la Abadía y las cumbres nevadas de la sierra.

Caminamos por esta vereda baja hasta llegar a un pequeño acueducto en al barranco de las Tinajas. En el camino llama nuestra atención numerosos túneles dedicados al control y limpieza de la acequia.

Regresamos por nuestros pasos hasta tomar una senda que desciende hacia el Darro. Lo seguimos hasta llegar al Camino del Sacromonte. 

Feria: El Gran Juego de Reciclator.


Hoy y mañana, en el Parque Pink Floyd de Atarfe, desarrollamos la feria "El Gran Juego de Reciclator" Está organizada por la Concejalía de Medio Ambiente de esta localidad y la dinamizamos de la mano de la asociación Re-thinking. Osbervatorio de residuos.

En ella, el día anterior al dedicado al Reciclaje, participaron las escuelas Clara Campoamor, Sagrada Familia y Medina Elvira.


Esta feria en la que realizamos distintos juegos y talleres, es la tercera parte de una acción más amplia que comenzó con unas charlas participativas en todos los centros escolares del municipio.


El respeto y la reducción y reciclaje de los residuos, son las palabras mágicas de este evento. Todas empiezan con la R de erre que erre. Y es que hay que insistir una y otra vez en la necesidad de cuidar el trocito de planeta en el que vivimos.

Nada de esto sería posible sin el esfuerzo de nuestros magníficos monitores y monitoras.

martes, 15 de mayo de 2018

Feria del Juego en Santa Adela



Esta mañana de San Isidro hemos dinamizado la Feria del juego "Acción Respeto" en el Barrio de Santa Adela.

En esta convivencia en torno al juego participaron las escuelas Santa Teresa,  Gallego Burín y Reyes  Católicos, así como la Asociación de Mujeres del barrío.

La actividad esta organizada por la Oficina de Santa Adela del Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada.


Todos los juegos que realizamos tienen el respeto como protagonista. Y es que jugando, aprendemos a respetarnos a nosotros, a los demás y al lugar en el que vivimos.


Durante la merienda los niños y niñas escribían deseos para el barrio: un parque grande con sombras, una piscina, menos humos de coches, trabajo para nuestros padres, mas limpieza, un museo bonito, redes en las porterías de fútbol, más color en las casas, un circo, un lugar para bailar, más fuentes, semáforos sonoros...

Ponemos punto y final a esta entrada con las últimas palabras del manifiesto para la Convivencia que escribieron los niños y niñas del Reyes Católicos: "Entre todos trabajaremos para que la convivencia se convierta en tolerancia, respeto, compañerismo, colaboración, libertad, igualdad y paz"

domingo, 13 de mayo de 2018

Mudando la piel.



Cuando estamos en un entorno natural debemos aprender a caminar con el corazón un  poco sobresaltado, intentando percibir sensaciones que están ausentes en nuestras ciudades.

Buscar ese propósito es abrir de par en par las ventanas de nuestros sentidos: mirar, escuchar, oler y tocar.

A nuestro alrededor multitud de estímulos nos cuentan; de nosotros depende ser permeables a las sorpresas que nos provocan.

Las agresiones sensoriales de los barrios en los que vivimos crean durezas en la piel. Rozandonos con la naturaleza conseguimos mudarla.

Es lo que hemos pretendido con estos niños y niñas en el Nacimiento del Darro (Sierra de Huetor).